Cómo aumentar…la probabilidad de tener una idea de éxito – Buy Yourself. Sistema de seguridad y alarmas inteligentes para retail por RFID y APP (IoT)

Por Luis Manuel 15/11/2016

Follow @luismanuelps

Cada vez que te enfrentas a un problema en tu día a día, aunque no lo sepas, tienes una oportunidad de mejorar el mundo.

Siempre se ha dicho que cuando montas una startup deberías esforzarte en solucionar un problema real. Esto es, si el problema que solucionas solo le afecta a tu primo, no vende, y si más que un problema alivias una ligera molestia, pues tampoco. ¿Y qué hay más real que el día a día de cada uno?

Cada vez que te enfrentas a un: “¿por qué esto es tan complicado?”, “¿por qué esto es tan molesto?” o un “¿no hay otra forma de hacerlo?”, tienes dos opciones: quejarte y maldecir a la raza humana porque nadie se ha puesto en tu lugar y le ha dedicado tiempo a que eso que no te gusta no te pase o puedes pensar: “vaya fastidio, ¿cómo se podría hacer o qué podría existir que lo solucionase?”.

Ejemplos de ideas hay muchos y de todos los tipos: ideas buenas, malas, útiles, inútiles, realistas, que ya existen, pura magia…pero ideas al fin y al cabo:

  • Te mudas de piso, te instalas…¿y ahora qué? ¿No estaría bien tener la ‘Vecinos-app’ para poder presentarte a tu edificio y saber, entre otras cosas, si algún vecino quiere tomarse unas cañas?
  • Al menos en Barcelona, para utilizar el bono de transporte en el autobús has de ir primero a alguna parada de metro, bajar, comprar el bono en la máquina, volver y utilizarla en el autobús. ¿Lo suyo no sería, por ejemplo, tener un bono de transporte virtual en el móvil y que te descuente un viaje del bono o poder pagar directamente acercando el móvil al lector en el propio autobús?
  • ¿O cuando vas a un bar y te sientas cerca de la barra y tienes que hablar a gritos con el que está justo a tu lado porque están secando la vajilla entera? ¿En serio no se pueden utilizar platos que no hagan tanto ruido al chocar con cualquier superficie?

Vale, no todas las ideas son buenas, ni todas las ideas son ‘startupeables’, ni vendibles…pero esto es pura probabilidad. Estate alerta a menudo, obtendrás 2 o 3 “ideas felices” cada día, obtenlas durante 2 meses seguidos…¿no ves ahora más probable que tengas LA IDEA?

Generar cantidad de ideas incluso para un problema determinado es un paso crítico. De hecho la segunda fase del Método Lombard de innovación, utilizado en el Imagine Creativity Center consiste, en parte y mediante técnicas, en profundizar en este aspecto. Es complicado tener la mejor de las ideas en el primer intento. Para ello, como he comentado, existen multitud de útiles técnicas para trabajar solo o en grupo que resultan incluso divertidas de realizar con el propósito de dejar volar nuestra imaginación y de las que hablaremos en otro post.

Está claro que una cosa es la cantidad de ideas y otra la calidad y, por supuesto, que una idea sin horas de trabajo no es NADA, pero eso es carne para otro post. Como adelanto quisiera destacar que el filtrado de la calidad de las ideas ya lo hacían, por ejemplo, los persas en su época: las decisiones importantes que proponían estando ebrios se debían validar al día siguiente estando sobrios y, lo mejor de todo, es que las decisiones que proponían estando sobrios se debían validar más tarde estando ebrios 🍺.

En resumen, aunque cada persona es un mundo y cada mente única, por lo general la manera de generar muchas ideas utilizando nuestro día a día se basa en estar alerta, despierto y en tener la actitud correcta para ver los problemas que te encuentras desde un punto de vista constructivo.

Como cuando vas a comprar a una tienda y hay que hacer cola para pagar…,¿te suena?

¿Me ayudas a compartir este post?

El 🐧 y yo te lo agradeceremos