abril 25, 2017 - No Comments!

Cómo aumentar… la organización de tus equipos mediante la delegación

Siguiendo con nuestra serie de post en los que analizamos desde un punto de vista psicológico los equipos de trabajo, hoy hablaremos sobre delegación y equipos auto-organizados. Por si te lo perdiste, en el primer post de la serie, hablamos sobre los pilares de la motivación y los cuatro ejes de la personalidad.

Es la primera vez que en la encuesta de la semana previa al post, tenemos un pleno: tod@s habéis votado la misma opción, y además es la opción correcta (seguramente sea porque las demás estaba claro que eran incorrectas, aunque quizá alguien piense que “aquí manda él” o que “delegación=caos”, pero está feo decirlo 😉 De lo que no estoy tan seguro es de que todos tengamos claro que es un equipo auto-organizado, por lo que vamos a empezar viendo qué es.

Tal como indica Brad Appleton y su propio nombre, un equipo auto-organizado es un equipo organizado y dirigido por sus propios miembros, con el objetivo en conjunto de cumplir los objetivos de la empresa u organización (o lo que sea), dentro de las limitaciones de su entorno. Sus características principales son las siguientes:

  • La gerencia de la organización (en caso de haberla), puede crear y dar forma al equipo, pero en ningún caso dicta los detalles de cuál es la solución o de cómo crearla (también se pueden crear equipos auto-organizados sin gerencia, como sucede por ejemplo en muchos proyectos online de software libre).
  • Por tanto, el equipo es responsable no sólo de dirigirse y organizarse, sino también de adaptarse para mejorar su propio desempeño, por lo que ya no es sólo responsabilidad del líder o jefe del equipo que el equipo funcione, sino de todos sus miembros.
  • De tal forma, no existe un único líder durante la vida del proyecto, si no que dependiendo del problema que se aborde en un determinado momento, la persona o personas que tomen una determinada decisión pueden variar.

No pretendo que de todo lo anterior se extrapole que no deberían hacer falta jefes o líderes en las organizaciones, si no más bien que para conseguir un equipo auto-organizado lo que habría que cambiar es el modelo de gerencia. Obviamente es positivo para la organización que haya una cabeza visible hacia el exterior por diversas razones, pero el trabajo de esta “cabeza visible” dentro de la organización no debería ser la de supervisar el trabajo del resto.

Me gustaría señalar como ejemplo un artículo que leí hace poco sobre la manera en la que Jeff Bezos, CEO de Amazon, promueve que todo el equipo pueda tomar decisiones y ser responsable de ellas.

Del mismo modo, no tiene por qué tener sentido delegar todas las responsabilidades de una organización a un determinado equipo. Por ello, en el próximo post veremos los diferentes niveles de delegación que existen (y os adelanto que seguramente sean más de los que esperáis, 7), y un método para ver qué nivel de delegación sería el correcto para cada caso.

Opina

Y tú… ¿crees que este modelo de trabajo es alcanzable y positivo o una mera utopía?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

¿Me ayudas a compartir este post?

El 🙉 y yo te lo agradeceremos

Published by: Guillermo de las Heras Villalón in Agile, Cómo aumentar

Leave a Reply